En Facebook, la película continúa

La aclamada película La red social ya tiene material de sobra para una secuela que se desarrollaría en los recintos del Tribunal de Apelaciones de Estados Unidos, en San Francisco, donde los hermanos Cameron y Tyler Winklevoss, junto a Divya Narendra, buscan que se revoque el acuerdo por 65 millones de dólares al que llegaron con el cofundador de Facebook, Mark Zuckerberg, tras demandarlo por supuestamente robarles la idea que revolucionó la forma de comunicarse entre las personas.
El arreglo, que firmaron el 23 de febrero del 2008, estipulaba que Facebook debía comprar la compañía de los demandantes, ConnectU, por 20 millones de dólares y entregarles 45 millones en acciones de la red social, valoradas en 35,9 dólares cada una.

Ahora, en una movida común en este tipo de acuerdos, los hermanos Winklevoss -compañeros de Zuckerberg en Harvard- pretenden renegociar el trato o volver a los tribunales para obtener una mayor suma alegando irregularidades en la negociación.

Los apoderados de los gemelos tienen dos argumentos: en primer lugar, aseguran que los representantes de Facebook los hicieron creer que las acciones entregadas como resultado de la conciliación del 2008 estaban valoradas en 35,9 dólares cada una, cuando la compañía sabía, debido a una valoración interna, que su verdadero precio era de 8,88 dólares, lo que multiplicaría por cuatro sus títulos en la empresa de Palo Alto (California).

El segundo argumento es que el acuerdo, de dos páginas y escrito a mano, está incompleto, por lo que no es válido.

Frente a estos reclamos, uno de los jueces que llevan el caso, Barry Silverman, preguntó el jueves pasado al abogado de los Winklevoss, Jerome Falk, por qué no pidieron más información sobre el precio de las acciones y por qué se basaron en informes de prensa con seis meses de antigüedad que valoraron a la compañía en 15.000 millones de dólares, si estaban en medio de una negociación. Falk respondió que “las preguntas no se hicieron y debieron hacerse”, pero recordó que él no representaba a los Winklevoss en ese momento.

Los jueces también subrayaron que el padre de los demandantes es experto en valoraciones de empresas y asesoró a sus hijos durante la negociación con el director ejecutivo de Facebook, Mark Zuckerberg, así que habría sido difícil que este último tomara ventaja de ellos.

Aunque continúa la película y tanto los Winklevoss como su asociado hacen todo lo que está a su alcance en materia legal para incrementar su participación en la red social, Steven M. Davidoff, profesor de leyes experto en regulación financiera, fusiones y adquisiciones de la Universidad de Connecticut y columnista del diario The New York Times, considera poco probable que triunfen esta vez. Sin embargo, no duda en asegurar que Zuckerberg estaría dispuesto a incrementar los 65 millones de dólares que ya pagó con tal de quitárselos de encima.

Fuente

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Actualidad. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s