La red social para tiendas

Avim-UH

La extensión de las redes sociales a casi todos los ámbitos es algo que no podemos negar, de hecho, cada vez son más los servicios que poco a poco van incorporando funcionalidades relacionadas con las redes sociales (aunque sea un simple “Me gusta” de Facebook). Este fenómeno no podía ser indiferente al comercio, no al electrónico, si no al tradicional, que no ha tenido otro remedio que reinventarse y adaptarse a los tiempos que corren.

Cada vez es más habitual que los establecimientos tengan en su punto de mira a las redes sociales, ya sea mediante la implantación de tiendas online o desembarcando directamente en las redes, por ejemplo, con una página en Facebook o con un perfil en Twitter.

Sin embargo, ofertas como las que se lanzan a través de CityDeal o las posibilidades para el comercio de Foursquare o Places en el fondo, son comunicaciones unidireccionales, es decir, desde la oferta hacia la demanda, perdiéndose lo que tiene que decir la demanda, es decir, el cliente. Es cierto que los usuarios se comunican entre sí mediante foros y grupos en los que valoran servicios, sin embargo, toda esta conversación la hacen fuera de las tiendas. ¿Qué pasaría si se uniese oferta y demanda dentro del mismo espacio?.

La respuesta a esta pregunta la encontramos de la mano de dos empresas españolas, Knowhouse y MID, que han creado un dispositivo que han denominado la “red social integrada en el punto de venta”. Con este invento, los usuarios que estén en una tienda, o en cualquier espacio público, podrán dejar mensajes a otros usuarios e interactuar con ellos.

El cliente puede dejar mensajes o vídeos con sus opiniones o valoraciones del servicio, contestar a mensajes ya existentes en la red social y, por tanto, interactuar con otros usuarios de la tienda. Lógicamente, este dispositivo no tendría mucho sentido si estuviese aislado, así que además ofrece la posibilidad de conectar la cuenta de Facebook con la cuenta en la red social de la tienda, compartiendo así la información relativa a la tienda o sus productos con sus contactos en Facebook, dando así mayor visibilidad a los comentarios.

Con este servicio, se le da un giro interesante al comercio tradicional, permitiendo que la experiencia pueda ser trasladada a la red y compartirla casi a tiempo real, además de convertir al cliente en un creador de contenidos que interactúa con otros clientes de la tienda, creando comunidad.

La idea me gusta aunque no sé si, quizás, es demasiado pronto. No me veo yo a mucha gente grabando mensajes en las tiendas o vinculando su cuenta de Facebook con la intranet social del establecimiento. Sería interesante verlo en acción y ver cómo responde la gente a este tipo de servicios, ya que, normalmente, solemos emplear tiempo en dejar opiniones de productos cuando suelen ser negativas, al menos, son las que encuentras en mayor número. Y siguiendo con las críticas negativas, ¿los comerciantes aguantarían el chaparrón de críticas o las eliminarían del sistema?.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Actualidad, Tecnología y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s